¿Un proyecto de cantera en la UD Las Palmas?

Publicado el
Durante los últimos años los aficionados de la UD Las Palmas han leído y escuchado que desde el club se sigue un modelo de cantera para confeccionar la plantilla, pero hoy se preguntan si realmente esto es así.

Durante años, la directiva del club insular y numerosos medios de comunicación han insertado en la opinión pública que el club amarillo apuesta fuertemente por la cantera a la hora de confeccionar la plantilla. Sin embargo, año tras año encontramos numerosas evidencias que hacen pensar que esa información puede debatirse. 


Origen del proyecto


Al igual que otros equipos como el Athletic Club, históricamente la UD Las Palmas siempre ha sido considerada como un club de cantera, y no cabe duda que durante buena parte de su historia el conjunto insular se ganó a pulso esta denominación. La época dorada de la UD Las Palmas no podría entenderse sin jugadores canarios como Tonono, Guedes, Castellano o Germán Devora.  Estos futbolistas, históricos e inolvidables, unidos a otros muchos canteranos salidos en esa época llevaron al equipo a cotas prácticamente impensables a día de hoy como fueron un subcampeonato de Liga y el poder luchar de "tú a tú" frente a los equipos más poderosos del país.


Jonathan Viera una de las últimas perlas salidas de la factoría amarilla
Jonathan Viera una de las últimas perlas salidas de la factoría amarilla

Sin embargo, para entender el actual proyecto de cantera que sigue el club insular no debemos remontarnos a tiempos tan lejanos, sino al verano del año 2010. Después de años en los que el equipo canario parecía haberse alejado de su apuesta por la cantera y tras una decepcionante campaña 2009/2010 donde se salvó la categoría de forma agónica, el presidente, Miguel Ángel Ramírez, anunció en rueda de prensa que el club pretendía volver a sus orígenes dándole un papel importante a numerosos futbolistas del filial. Ramírez acabó cumpliendo su promesa y tras un mercado estival muy movido en el que se les dio la baja a nada más y nada menos que catorce futbolistas, se decidió dar ficha en la primera plantilla a ocho canteranos (Jonathan Viera, Vitolo, Aythami Álvarez, Vicente Gómez, Ruymán, Randy, Armiche y Juanpe), comenzando así un supuesto "proyecto de cantera".


Evolución del proyecto


La apuesta por la cantera no pudo salir mejor durante la temporada 2010/2011. Tras una campaña irregular, Las Palmas pudo cumplir el objetivo de la permanencia con varias jornadas de antelación. Además, futbolistas como Jonathan Viera y Vitolo sorprendieron con su gran rendimiento y empezaron a ser seguidos de cerca por numerosos equipos de Primera División. Sin embargo, a pesar del éxito, la tendencia a dar oportunidades a jugadores del filial en el primer equipo fue reduciéndose paulatinamente tras aquella temporada.


Para la temporada 2011/2012 únicamente se dio ficha del primer equipo al futbolista de Las Palmas Atlético Raúl Lizoain, mientras que durante la campaña el entonces entrenador Juan Manuel Rodríguez apostó en numerosas ocasiones por un joven Roque Mesa. Por otro lado, se les dio la baja a los canteranos Jorge Larena, Guayre y Armiche.  No obstante, a pesar de todo, se consigue aumentar de 15 a 16 el número de canteranos en la primera plantilla gracias a los regresos de los hermanos Castellano y de Momo. Estos refuerzos marcaron una nueva tendencia en la política de cantera del club amarillo; se priorizó el retorno de canteranos que desarrollaban su carrera lejos de la isla a la promoción de futbolistas de la cadena de filiales.


La cantidad de canteranos en la primera plantilla durante las siguientes temporadas ha tenido una cifra bastante irregular, aunque se ha mantenido siempre por encima de los diez. En la siguiente tabla podemos observar cómo ha ido evolucionando la presencia de canteranos en el primer equipo durante las últimas campañas.

Altas y bajas de canteranos UD Las Palmas

Temporada
Altas
Bajas
Cantidad de canteranos
2012/2013
Nauzet Alemán, Deivid
Jonathan Viera, Randy, Ruymán, Sergio Suárez
14
2013/2014
Tana, Héctor Figueroa, Hernán Santana, Ángel López, Aythami Artiles, Valerón
Vitolo, Francis Suárez, Juanpe, Pedro Vega, David González
15
2014/2015
Roque Mesa, David Simón, Jonathan Viera, Jesús Valentín, Asdrúbal
Deivid, Aythami Álvarez
18
2015/2016
 
Héctor Figueroa, Asdrúbal, Jesús Valentín
15
2016/2017
Tyronne y Asdrúbal (regresan tras cesión)
Valerón, Nauzet Alemán, Ángel López, Tyronne, Asdrúbal
12
2017/2018
Borja Herrera, Vitolo (cedido hasta enero)
Roque Mesa
13

Como se muestra en la tabla la cantidad de canteranos que hay en la actualidad en el primer equipo no es para nada despreciable, un total de trece.  Sin embargo, como se dice "no es oro todo lo que reluce", que haya un buen puñado de "platanitos" en la plantilla no es indicativo de que se esté realizando un buen trabajo en la promoción de los chavales del filial ni de que se esté efectuando el conocido "proyecto de cantera".  Existen numerosos indicios que llevan a pensar en ello. Además, temporada tras temporada se puede como desde el club se toman decisiones que no encajan con ese supuesto "modelo de cantera" que tanto intentan publicitar.


Argumentos que rebaten el proyecto de cantera


1) Plantillas largas


Uno de los principales problemas al que se han tenido que enfrentar los canteranos que han intentado hacerse un hueco en el primer equipo durante los últimos años es el hecho de contar con una plantilla de profesionales demasiado amplia. Desde su ascenso a Primera División Las Palmas ha concluido las dos últimas temporadas con 25 y 23 fichas profesionales.  Este hecho provoca que las oportunidades para canteranos se reduzcan drásticamente.



Imagen de un entrenamiento de la presente campaña. udlaspalmas.es

Para esta temporada la situación tampoco ha cambiado mucho. El club grancanario cuenta en la actualidad con un total de 25 futbolistas en el primer equipo, por lo que a priori para esta temporada la presencia de jugadores del filial se antoja muy complicada.


El contar con gran cantidad de fichas profesionales no sólo complica las posibilidades de gozar de minutos para un canterano sino que además perjudica su integración en la dinámica del primer equipo al no poder participar en los entrenamientos. El exentrenador amarillo, Manolo Márquez, ya advirtió este hecho en una entrevista realizada durante la pasada pretemporada. El técnico barcelonés comentó que los principales inconvenientes que tenía el tener una plantilla tan larga era el tener que dejar futbolistas sin disputar los "partidillos" y la dificultad que tendrían los jugadores del filial para incorporarse a las sesiones del primer equipo.


2) "Canteranos antiguos"


"Las Palmas es un club de cantera porque actualmente cuenta con muchos canteranos en la primera plantilla". Esta frase es una de las más repetidas por aquellos que intentan defender el supuesto "proyecto de cantera". Observando los datos resulta absurdo no darles la razón a este grupo de personas. Actualmente, trece de los veinticinco jugadores de la primera plantilla fueron formados en las categorías inferiores del equipo grancanario. Sin embargo, si se acepta esta teoría como válida nos estaríamos quedando en la superficie de la historia. El problema es mucho más complejo y hay que indagar en el asunto para descubrir la verdad. 


Como se ha mencionado anteriormente, la gran presencia de canteranos en la primera plantilla es incuestionable. Pero, la trampa de la cuestión viene cuando se descubre que la mayoría de esos canteranos debutaron con el primer equipo hace gran cantidad de años. A estos jugadores se les llamará "canteranos antiguos". La definición de este tipo de canterano es bastante lógica: "Dícese de aquel canterano que debutó hace bastantes temporadas, pero se ha mantenido en la primera plantilla o bien ha regresado tras disputar buena parte de su trayectoria lejos de la isla".  La plantilla de la UD Las Palmas está repleta de "canteranos antiguos" y para demostrarlo sólo hay que buscar la fecha de debut de la mayoría de estos jugadores.  Momo debutó en 2002; David García en 2003; Aythami Artiles en 2004; Javi y Dani Castellano en 2008; Jonathan Viera, Vicente Gómez y Vitolo en 2010; Raúl Lizoain en 2011; Hernán Santana en 2012; Tana en 2013 y por último, David Simón hizo su debut en 2014. El único canterano que actualmente no cuenta con experiencia en la primera plantilla es Borja Herrera que se estrenó con el primer equipo el pasado mes de septiembre.



Momo en un encuentro de su primera etapa en el club insular. Imagen: Tintamarilla

No cabe duda de que los datos son bastante significativos y reflejan que la realidad no es ni mucho menos cercana a la que intentan mostrar desde el club. Tan sólo cuatro de los trece canteranos que actualmente componen la primera plantilla han realizado su debut en el último lustro. Y el dato es todavía más sangrante: desde que el equipo ascendió a Primera División en 2015 tan sólo se le ha concedido ficha a un canterano, Borja Herrera. 


3) Subidas tardías


La Real Federación Española de Fútbol establece en 23 años la edad máxima en la que un futbolista puede alternar el primer equipo con el filial. A priori esta parece una edad más que suficiente para conocer si un futbolista del filial tiene la madurez futbolística y mental para disputar minutos en la primera plantilla. Sin embargo, hay que reconocer que la UD Las Palmas tiene un problema serio a la hora de subir futbolistas del equipo "B" a la primera plantilla. Uno de los errores más recurrentes durante los últimos años ha sido la tardanza en dar oportunidades a los canteranos.


En 2014 ocurrieron tres casos que ejemplifican este problema. Aquel año se ascendió al primer equipo a Roque Mesa, David Simón y  Héctor Figueroa. En principio, esto es un dato positivo ya que siempre es agradable que algunos canteranos tengan cabida en la primera plantilla. No obstante, esta circunstancia no es tan buena como parece si se observa la edad con la que gozaron de ficha en el primer equipo. El mediocentro teldense tuvo su oportunidad con 25 años, mientras que sus dos compañeros estaban a punto de cumplir 26 años cuando les llegó la llamada del primer equipo.  A pesar de esto, la apuesta por los tres canteranos salió medianamente bien. Roque Mesa y Simón se asentaron en la plantilla y fueron piezas claves en el ascenso a Primera División.



Imagen de un encuentro de Las Palmas Atlético durante esta temporda. udlaspalmas.es

En cambio, el paso de Héctor por el primer equipo no fue tan halagüeño. A diferencia de Roque y Simón, al delantero no se le dio ficha en la primera plantilla durante el mercado estival sino en el mercado de invierno de la temporada 2013/2014, una circunstancia poco habitual en el fútbol profesional.  Figueroa pasó de ser el máximo goleador de la "vela chica" a tener un rol prácticamente residual en el primer equipo. 


A pesar de que los casos de Roque y David Simón hayan salido bien, no se puede considerar que hacer que los canteranos esperen hasta los 25 años para gozar de oportunidades en el primer equipo sea la mejor forma de motivar a los jugadores del filial para que lleguen al primer equipo. Desde el club se debe trabajar para casos como los de estos tres futbolistas mencionados no se vuelvan a repetir.


4) ¿Se confía en los canteranos?


En vista de los errores que se cometen desde el club temporada tras temporada con el tema de la cantera, es obligado preguntarnos si verdaderamente se confía en los futbolistas del filial.



Fabio en el encuentro de su debut esta temporada ante el Atlético. Imagen: LaLiga

Observando la cantidad de canteranos que han debutado con el primer equipo durante las últimas tres temporadas la respuesta obvia es no. Como se ha mencionado anteriormente, únicamente Borja Herrera ha tenido cabida en la primera plantilla tras el ascenso de 2015. En estos tres años, contando al propio Herrera, únicamente son cinco los futbolistas del filial que han disputado algún minuto con el primer equipo. Nili debutó en 2016 con Quique Setién en el banquillo. El joven lateral disputó ocho encuentros ligueros y cinc de Copa del Rey en media temporada, convirtiéndose en el canterano que más minutos ha disputado con el primer equipo durante estas últimas tres campañas. Los otros tres canteranos que conforman este selecto club son Erik Expósito, Benito y Fabio.


Con los casos de estos tres últimos canteranos hay que detenerse a reflexionar acerca de la supuesta confianza que hay depositada en ellos. Expósito y Benito fueron presentados junto a Borja Herrera el pasado mes de junio como nuevos fichajes, aunque después se aclaró que sólo el lateral tendría ficha con el primer equipo, mientras que sus dos compañeros alternarían el filial con el primer equipo. Sin embargo, en vista de la competencia que tienen en sus respectivas posiciones parece complicado que puedan gozar de continuidad con el equipo "senior".  A pesar de esto, Benito ya hizo su debut esta temporada disputando unos minutos en el encuentro ante el Atlético Madrid en la jornada 2 aprovechando la falta de fichajes y la ausencia de alguno de sus compañeros. La dura competencia que hay en su posición complica mucho su participación en el resto de encuentros de esta temporada. 


Por otra parte, el caso de Fabio es el más extremo y el que prácticamente desmonta la falacia del "proyecto de cantera". El centrocampista de Ingenio debutó como titular en el encuentro ante el Atlético Madrid. A pesar de la dura derrota, 1-5, el grancanario no realizó un mal encuentro y dejó algunos detalles de calidad. Tras el encuentro el entonces entrenador Manolo Márquez realizó unas sorprendentes declaraciones en las que comentó que tenía la sensación de que sólo él tenía "fe en Fabio".



Fabio en un encuentro de esta pretemporada. udlaspalmas.es

El tiempo acabó dando la razón a Márquez pues a los pocos días el club ficharía a dos mediocentros más. Aquilani y Samper se unieron a la disciplina canaria aumentando la competencia para Fabio. Además, pocas semanas después Vicente Gómez se recuperó de su grave lesión complicando aún más las posibilidades del canterano de disfrutar de minutos.


Actualmente, la UD Las Palmas cuenta con cinco centrocampistas que son competencia directa para Fabio. Pero, lo sorprendente de la historia es la decisión del club de firmar a dos centrocampistas después de su debut. Su rendimiento no fue para nada malo, pero prácticamente se le han cerrado las puertas del primer equipo durante la presente temporada. Esta es una de las decisiones más controvertidas que se han tomado en los últimos años y uno de los motivos que hacen sospechar sobre la naturaleza de este supuesto "proyecto de cantera".


5) Conclusiones


Después de analizar punto por punto el citado proyecto de cantera, se puede concluir que realmente este modelo de cantera puede mejorar mucho. En los últimos años Las Palmas no se ha caracterizado por ser un club que apueste por promocionar canteranos sino por recuperar futbolistas canarios que debutaron hace bastantes temporadas. 


Otro de los problemas que actualmente hay en el club es el hecho de valorar si de verdad muchos de los canteranos que actualmente se encuentran en la primera plantilla tienen nivel para jugar en Primera División. De esa lista de trece futbolistas varios no se encuentra actualmente en las condiciones adecuadas para formar parte de la primera plantilla de la UD Las Palmas. El club conoce la paciencia necesaria para el crecimiento de esos futbolistas, pero en vez de buscarles una salida mantiene confianza y paciencia en su labor.


¿Es el interés del club en mantenerlos una cuestión estadística o económica? Si se aceptase se podría considerar que el club está cometiendo un doble error. En primer lugar porque está manteniendo en la plantilla a jugadores sin nivel suficiente por el simple hecho de haber nacido en Canarias, y en segundo lugar porque se estaría dando una circunstancia curiosa y es que esos canteranos que no deberían  vestir la camiseta amarilla posiblemente estarían cerrando la puerta de la primera plantilla a otros canteranos que vienen empujando fuerte desde abajo.



Encuentro de Las Palmas Atlético esta temporada. Imagen: udlaspalmas.es

En resumen, se podría considerar a la UD Las Palmas como un club que tiene muchos canteranos, pero aún es difícil denominarle como un club de cantera. Una denominación más correcta del proyecto podría ser una "apuesta por futbolistas canarios". Las Palmas aún está a tiempo de corregir los numerosas posibilidades de mejora que tiene el modelo de club para reconvertirlo en un verdadero proyecto de cantera. La decisión está en manos de la Dirección Deportiva.