Cuesta abajo y sin frenos

Publicado el
Una UD Las Palmas sin alma encadena otra derrota más en LaLiga. Por su parte, la Real Sociedad le sirve para sumar otros tres puntos y refrendar la buena imagen de Imanol.

Pitos, pitos y más pitos. La UD Las Palmas y la Real Sociedad se daban cita en un Estadio de Gran Canaria que presentaba su asistencia más baja de toda la temporada. Para más INRI, la afición amarilla estaría expectante hasta el minuto 21 para protestar contra la gestión deportiva, concretamente los pitos iban dirigidos a Miguel Ángel Ramírez.  


Para este partido Paco Jémez confiaba en los mismos nombres que contra el Levante UD, con la salvedad de Aquilani que dejaría su lugar a Tana, y el sancionado Gálvez.


Sin intención amarilla


La primera ocasión llegaría en el minuto 10. Januzaj ganaba en carrera a Ximo Navarro, pero Chichizola ya empezaría a convertirse en el salvador local, como de costumbre. Colocando una buena mano abajo cuando ya se cantaba gol en la hinchada donostiarra. 


A perro flaco todo son pulgas. La pitada impulsada por los aficionados canarios en redes sociales, iba a llegar justo en el mismo momento que Oyarzabal colocaría el 0-1 en el marcador. Sensacional pase de Illarramendi que dejaría al extremo español a falta de controlar, orientarse y poner el balón en el fondo de las mallas. 



La Real Sociedad celebra el primer gol | La Liga

Pocas cosas habría para contar pasada la media hora de partido. Una UD Las Palmas que no sabía donde se encontraba se las tenía que ver contra una Real que, aún sin motivación de conseguir cotas mayores, estaba jugando mucho mejor. Leandro Chichizola era el que estaba poniendo de su parte para no convertir este encuentro en una goleada visitante.


Entre la música de viento por el respetable amarillo, los pañuelos, etc., se llegaría al descanso. La incógnita sería cuando iba a llegar el segundo tanto donostiarra. La Unión Deportiva, no estaba y no se le esperaba por Siete Palmas. 


Resultado corto


Los canarios saldrían con más intenciones en la segunda parte del encuentro. O al menos ya en los primeros cinco minutos habían intentado dos disparos contra la meta defendida por Toño. Pero el peligro siempre vendría de los vascos, principalmente en las botas de Januzaj.


El entrenador canario iba apurar las opciones de sumar tres puntos hasta el final. Dando entrada a Calleri por Aguirregaray. Delantero por lateral, quedando la UD con defensa de tres. 


Aunque el guión iba a ser el mismo, Chichizola héroe. A gritos de ¿Dónde está Miguel Ángel? ¿Donde está?, ¡Di-mi-sión!, el público canario mostraba su descontento generalizado. 



Illarramendi chutando con la oposición de Ximo | La Liga

Calleri tendría en su cabeza la oportunidad de empatar el partido, pero el testarazo se le iría por encima del larguero. Mientras, William José sería sustituido con una bonita ovación por parte de los 10.531 espectadores que se daban cita en el Estadio de Gran Canaria. 


Seguía perdonando la Real Sociedad, que estaba teniendo mucha piedad de Las Palmas. Los presentes en Siete Palmas, cansados de la actitud de su equipo, gritarían "¡Olé!" cada vez que la Real Sociedad encadenaba varios pases seguidos. 


Así concluiría un partido más en Gran Canaria. La UD Las Palmas ya tenía la cabeza en 2 División, solo había que certificarlo matemáticamente