La última visita a Gran Canaria: un desenlace fatal

Publicado el
El Real Zaragoza volverá a Gran Canaria cuatro años después para resarcirse de lo que fue un desenlace terrible a una temporada irregular pero que pudo ser la del ascenso.

Es complicado imaginar un desenlace tan cruel como el que vivió el Real Zaragoza en su última visita a Gran Canaria. Un gol a falta de seis minutos para el pitido final, dejó al conjunto maño sin el ascenso que tanto ansiaba para volver a la máxima categoría del fútbol español. Sergio Araujo fue el verdugo de aquella tarde, una tarde que quedó grabada en la memoria de todos los zaragocistas. Un final fatal para un equipo que había luchado y había conseguido llegar a la final de los playoffs a base de un esfuerzo titánico y una remontada en Montilivi de las que uno se acuerda toda la vida.

El Real Zaragoza llegaba al partido tras haber remontado un 0-3 contra el Girona y tras haber sudado sangre para conseguir la sexta plaza, que daba acceso a los playoffs. Y es que cuesta creer que una plantilla formada por jugadores como William José, Borja Bastón, Vallejo, Diego Rico, Bono, Dorca, Galarreta o Cabrera sufriera tanto para meterse en la promoción de ascenso. Tras una temporada irregular y el "milagro de Montilivi" (Girona 1-4 Real Zaragoza), el Real Zaragoza volvía al escenario donde justo un año antes, la UD Las Palmas vio como se le escapaba el ascenso en el último minuto ante el Córdoba. 

Dorca realizando un disparo | Foto: LaLiga
Dorca realizando un disparo | Foto: LaLiga

¿Y si ese cabezazo hubiera entrado? ¿Seguiría el Real Zaragoza en Segunda División? ¿Estarías leyendo este artículo?


El partido comenzaba intenso, con un equipo canario que estaba obligado a levantar el 3-1 de la ida. Sin embargo, sería el conjunto maño el que mandaría el aviso más serio. Un portentoso cabezazo de Albert Dorca al larguero hizo temblar a los aficionados canarios. ¿Y si ese cabezazo hubiera entrado? ¿Seguiría el Real Zaragoza en Segunda División? ¿Estarías leyendo este artículo? Lo que está claro es que el destino habría cambiado por completo. Pero el asedio canario iba a poder más, y Roque Mesa pondría el 1-0 a la media hora de comenzar el partido tras fusilar a un Bono que poco pudo hacer. Continuaba el asedio y el Real Zaragoza apenas generaba peligro en ataque. El reloj corría y los nervios comenzaban a apoderarse de la UD Las Palmas. Parecía todo bajo control cuando Bono cometió el único error de todo el partido. Una mala salida en el centro de una falta provocaría el posterior gol de Araujo. Un gol que mandó a la lona al equipo aragonés y del que no pudo recuperarse. Minuto 90. El Real Zaragoza volvía a empezar.

Vallejo, capitán del Real Zaragoza en aquel partido | Foto: LaLiga
Vallejo, capitán del Real Zaragoza en aquel partido | Foto: LaLiga

La última visita a la isla de Gran Canaria acabó siendo uno de los numerosos intentos por ascender que ha llevado a cabo el Real Zaragoza en este periplo en LaLiga 123. Pero las cosas han cambiado mucho desde entonces. El equipo canario, de bajón, se opone a un Real Zaragoza que está dulce con el regreso de Víctor Fernández. Partido para resarcirse. Partido para continuar con la racha. Partido para dar un pasito más hacia el ascenso. Ese que tan cerca estuvo y que tan cerca volverá a estar. Pronto. Muy pronto.